ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 100€ · +34 91 834 0649

Naufragio del Galeón “Princess Louisa” Real Español de Plata 1743

La Princesa Louisa fue construida en 1733 en Deptford, en el sureste de Londres, por Bronsdon & Wells, una famosa firma de constructores de barcos que entre sus afamados clientes se encontraba la Royal Navy. Fue diseñada para el servicio de East India Company, una compañía inmensamente poderosa que tenía el monopolio del comercio de Inglaterra con Asia, por lo que, aunque era propiedad privada de un sindicato de comerciantes y empresarios, tenía que cumplir con especificaciones establecidas. Se trataba de una nave de tres mástiles, dos pisos, y aproximadamente 104 pies de eslora y más de 33 pies de ancho. Muchos de los barcos construidos para la Compañía de las Indias Orientales fueron nombrados n honor a la realeza, por ello la Princesa Louisa fue nombrada en honor a la hija más joven del Rey Jorge II, una niña de ocho años que se convertiría en la Reina de Dinamarca el mismo año que la nave enfrentara su trágico destino.

Presentamos en exclusiva monedas de plata española recuperada del famoso naufragio “Princess Louisa" que naufragó el 18 de abril de 1743 cerca de los arrecifes de la Isla Mayo de Cabo Verde.
La Princesa Louisa, cargada con 20 cofres (69.760 onzas) de plata española, cayó víctima de las corrientes sorpresivas y las cartas inexactas de la época.
42 de las 116 personas a bordo, entre ellos el capitán y la mayoría de los oficiales se salvaron al llegar a nado a la isla.
Las 74 personas restantes murieron según el cirujano de abordo, el doctor Stephen Lightfoot, intentando llegar a nado a la costa o en el mismo barco bebiendo botellas enteras de Brandy, con el objeto de “pasar de la mejor manera posible al otro mundo”.

Nada se salvó de la nave, excepto lo que fue arrastrado a la costa de Maio. Los isleños por su parte despojaron a sus sobrevivientes y cadáveres de sus objetos de valor. Incluso el doctor Lightfoot, que llegó desnudo a la costa, le quitaron su anillo de diamantes y un par de botones dorados que había guardado en su boca.

Al poco tiempo llegaron los funcionarios portugueses a la isla evitando nuevos saqueos, y permitiendo a los sobrevivientes hacer lo necesario para regresar a Inglaterra. Algunos regresaron en un barco que se dirigía a Barbados y otros a Virginia. El capitán Pinson y sus oficiales sobrevivientes fueron declarados no culpables de negligencia al perder su barco y se los vio como víctimas de "corrientes desconocidas y mapas inexactos”. A continuación, los propietarios del galeón emprendieron una nueva expedición con el objeto de recuperar los tesoros de la Princesa Louisa. Sin embargo, no tuvieron éxito en el cometido, al punto tal que uno de sus barcos fue capturado por los franceses cuando navegaban devuelta a casa, dejando así el tesoro bajo el mar. Tuvieron que pasar más de dos siglos y medio para ser descubierto por arqueonautas.
  • 1 moneda de plata española (Reales de plata)
  • Acuñada en el siglo XVIII y más de 250 años bajo el agua
  • Moneda presentada en cápsula, guardada en caja de madera
  • Unidades limitadas - Edición coleccionista
  • Garantía de satisfacción y devolución



Te pueden interesar