ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 100€ · +34 91 834 0649

Las monedas musulmanas en suelo español

17 de marzo, 2017

Las monedas musulmanas en suelo español

Entre la gran herencia que los musulmanes dejaron en España durante sus siete siglos de dominación destacan las monedas, habiéndose establecido tres tipos fundamentales: el almorávide, que consistía en un cospel circular sin cuadrado escrito al que pertenecen las piezas de los primeros hudíes; el almohade (cuadrado inscrito formado por doble línea); y el hafsi, que sustituye al anterior en el año 649 y que destaca por ser un cuadrado inscrito por triple línea, siendo la intermedia punteada.En este sentido, conviene destacar que los almohades llevaron a cabo en el siglo XIII una amplia reforma del sistema monetario tanto en Al-Andalus como en el norte de África, convirtiéndose la moneda en un factor político muy importante, ya que representaba en los diversos puntos geográficos unos mismos rasgos de identidad almohades.

Múltiples autoridades

Sin embargo, como bien es sabido durante los últimos tiempos el poder musulmán se resquebrajó en mil pedazos, dando lugar al surgimiento de múltiples poderes locales que retiraron su obediencia a los almohades y, por extensión, decidieron variar sus emisiones de moneda.

Así, se eliminó la mención al Mahdi como imam, que era la principal característica de las monedas almohades y que no reflejaba otra cosa que la sumisión a un solo poder absoluto, concretamente el de los almohades.

Nuevas leyendas

En este sentido, el uso de cada uno de los tipos de monedas cumplía un papel fundamental como vehículo de propaganda político-religiosa al servicio del poder que la emitía.

Así, se comenzaron a reconocer las figuras del Abbasí en sentido genérico, así como la del califa abbasí reinante o incluso a Ibn Ammihi, que era un ancestro de los abbasíes. Todos estos poderes decidieron acuñar múltiples monedas de plata y oro con una infinidad de leyendas distintas, siguiendo algunas veces el tipo almohade y otras el hafsi.

Si en el siglo XI la emisión de monedas en la España musulmana había tenido lugar en múltiples puntos geográficos, en este momento se concentra alrededor de tres figuras principales: Ibn Hud (Murcia), Zayyan ibn Mardanis (Valencia) y Muhammad ibn al-Ahmar (Granada). En este sentido, las emisiones más conocidas con las de los Banu Hud de Murcia y las de los nadareis de Granada.