ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 100€ · +34 91 834 0649

Auténticas monedas de la Biblia

13 de noviembre, 2018

Auténticas monedas de la Biblia

Nunca la calderilla fue tan valiosa como el lepton, el término hebreo que se utilizaba para designar a las monedas de bronce de menor valor que circularon por Judea durante el siglo I antes de Cristo. Porque el valor de estas monedas no radica en su composición, sino en su simbolismo. 

Según diversos historiadores, cuando la Biblia habla de mite está haciendo referencia al lepton. Dicha moneda aparece reflejada durante el pasaje de los Evangelios, en el que una viuda deposita algunas monedas como limosna en el templo; nadie se da cuenta, a excepción de Jesús, que dice a sus discípulos que la viuda fue la que más dio, porque los ricos aportaron lo que les sobraba, mientras que ella dio el dinero que le hacía falta para vivir.

Así, la moneda con menos valor de las recaudadas fue para Jesús la más valiosa. Porque el lepton era la moneda más insignificante de todo el Imperio Romano, ya que apenas valía una 128ª parte del denario. De hecho, su pésima acuñación, y el desgaste por su uso, hacían que el lepton presentase en la mayoría de ocasiones una extraña deformación, pues raras veces era redonda.

 

Moneda de Poncio Pilato

Estas monedas fueron, por tanto, coetáneas de Jesús de Nazaret. Según diversas fuentes, fueron acuñadas por Poncio Pilato y circularon por Palestina durante varios años. Como nota destacada, no presentan ninguna efigie o figura humana, sino el cayado que empleaban los adivinos romanos, a quienes se llamaba ‘lituus’.

 

Monedas mencionadas en los Evangelios

En los Evangelios se mencionan diferentes tipos de monedas, tanto Griegas como Romanas. Entre ellas, el Denario, que se nombra hasta 14 veces. Es nombrado en, por ejemplo, una de las parábolas más conocidas, cuando el buen samaritano paga al dueño de la posada 2 denarios para el posadero cuide del herido.

Si lo deseas, también puedes echar un vistazo a estas 12 monedas originales y auténticas de la época de Jesucristo.

Cada una de las monedas, va acompañada de un certificado de autenticidad y se entregan en un álbum de lujo, perfecto para regalar a esa persona que sabes que las valorará toda su vida.